in

¡Pues el libro es mejor!

¿Quién no tiene a ese amigo plasta que nos recuerda siempre que el libro es mejor? Si no lo tienes, o no parece tan plasta, es porque es posible que tú también lo seas. Pero no nos desvíemos. Por supuesto que, la gran mayoría de veces, el libro le pega mil patadas a la película, no es necesario que nadie lo diga cada vez. Aquí presento la lista de las cinco películas/sagas que, a mi entender (y tras haber visto y leído ambas cosas), podrían haberse ahorrado. No os fijéis en el orden de aparición y leed el motivo antes de fusilar a esta humilde internauta.

1- El Hobbit.
¡Ojo al dato! Como película está genial, magnífica y fantabulosa… pero sacar una trilogía de un libro que es la mitad de uno de los tomos de El Señor de los Anillos es querer exprimir la ubre hasta la última gota. Dejando aparte el fanservice de la historia de amor enano-elfa y alguna que otra invención de Peter Jackson. A decir verdad, si se hubiera ceñido al libro el resultado sería una película (dos como mucho) de aventuras la mar de entretenida… pero el hubiera no existe.

2- Harry Potter.
Porque sí, empezó guai, de hecho consiguieron hacer ligera la parte más pesada del primer libro y eso no es moco de pavo. Y las primeras entregas de la saga de películas no tenían gazapos que te pusieran los pelos de punta… en la tercera empezó a írseles la cabeza y para la última ya tiraron la casa por la ventana al emparejar a Luna y Neville. El fan-service mueve el mundo.

3- La Reina de los Condenados.
Si bien Entrevista con el Vampiro es para quitarse el sombrero (recordemos los efectos especiales de 1994, no pidamos peras al olmo), con La Reina de los Condenados metieron la zanca hasta el pescuezo. Nos encontramos, nada más empezar, con un Lestat moreno (pelirrojo en el mejor de los casos), Akasha (la Reina) es morena y el argumento es una amalgama mal hecha de Lestat el Vampiro y La Reina de los Condenados.

4- Divergente
El libro me enganchó. Lo empecé y dos días más tarde lo había terminado. La película es lenta… MUY lenta. Aunque los actores están elegidos sublimemente, las actrices hacen aguas. Tris, la protagonista, es descrita en el libro como una chica delgadita, bajita, poquita cosa y con pocas o nulas formas femeninas, su amiga Cristina es una chica que, sin ser un armario empotrado de cuatro puertas, es bastante más corpulenta que Tris. En la película nos encontramos con una Tris alta, corpulenta y con una pechonalidad a tener en cuenta, mientras que Cristina es delgadita, bajita, poquita cosa y con pocas o nulas formas femeninas.

5- Diez Negritos (And Then There Were None)
Agatha Christie es una gran novelista de intriga y suspense. Hércules Poirot y Miss Marple son unos detectives ingeniosos y entrañables… pero ellos no salen aquí. Aunque ha tenido varias adaptaciones, la gran mayoría añade un final feliz inexistente en la novela, algunas incluso cometen el sacrilegio de cambiar la localización de una isla a un desierto. Si no vas a hacer un buen trabajo, no lo hagas.
Caso aparte es la adaptación soviética de 1987, que es fiel al argumento, a la localización y, lo más importante, al final.

Y un largo (LARGUÍSIMO) etcétera de películas y libros que no puedo comparar porque me falta ver o leer una de las dos cosas.

También hay libros magníficamente adaptados, la adaptación de Peter Jackson de El Señor de los Anillos es una maravilla. Si bien más light, la versión de El Castillo Ambulante de Studio Ghibli es adorable. Y la serie llamada “Poirot”, que tiene más años que el ir a pie, es una verdadera delicia.

Así que sí, aunque hay aberraciones flagrantes, también hay adaptaciones que merecen la pena. Recordad, sin embargo, una cosita: de un mal libro difícilmente saldrá una buena película.

What do you think?

Written by Maya Baggins

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

Las 5 señales de que tu vida sexual se ha vuelto aburrida.

Los Selfies más extraños y sorprendentes jamás vistos.