in

¡Ahora me enfado!

Es por todos conocido que cada persona se enfada a su manera, no sólo los niños, que cuando una madre te dice que “No me pasa nada” hay que correr al búnker anti-bombardeos más cercano y que el “Tú mismo/a” de tu pareja en realidad significa “Tú sabrás si quieres quedarte sin sexo o no”. Pero eso son casos muy concretos, en realidad hay clasificaciones más simples para los distintos tipos de persona y enfados y pueden solparse unas con otras. Aquí van algunos, sentíos libres de añadir los que sepáis.

Tipo 1: Mina anti-personas


Son ese tipo de personas, orgullosas por lo general, que no dejan que nadie les pase por encima o lo intente. No son personas excesivamente peligrosas pero hacen mucho ruido y gritan cantidad. Son como minas anti-personas, de ahí su denominación: se cabrean, explotan, hacen todo el daño que deban hacer (generalmente de forma verbal) y se desactivan. Si tienes un encontronazo con alguien de esta categoría, puedes estar tranquilo/a: tras la explosión, podréis volver a ser amigos pasada una hora.

Tipo 2: Bomba acumulativa y de efecto retardado


Categoría en la que son especialistas las parejas y las madres. Haces algo y no parecen enfadados, haces otra cosa y parece que te vas de rositas… ¡ERROR! No te has ido de rositas, está acumulando metralla para el momento de la explosión. El detonante puede ser la cosa más estúpida e inverosímil que se te pueda ocurrir. Intenta no tener nunca más de un encontronazo con una persona de esta categoría, la devastación que provoca la explosión de estas bombas es impresionante. La frase por excelencia de esta categoría es “No me pasa nada”. Cuando a una bomba de estas no le pasa nada, puedes empezar a buscar dónde está el búnker más cercano… lo necesitarás.

Tipo 3: Vendetta!


Cuidado con las personas de esta categoría, ándate con pies de plomo. Les harás algo y parecerá que no se han dado ni cuenta, te confiarás y estarás más tranquilo y más feliz que una lombriz… hasta que se les presente la oportunidad de devolverte la jugarreta. Es gente paciente, sabe que la oportunidad se presentará y que estará ahí para aprovecharla y darte dónde más te duele. Igual que las minas anti-persona, se desactivan una vez completada la venganza.

Tipo 4: Ésta me la guardo


Mucha gente confunde a las personas vengativas con las rencorosas… una persona rencorosa no se vengará, no estará al acecho de poder devolverte “el favor”, simplemente utilizará todo ese rencor como ácido clorhídrico para ir deteriorando vuestra relación. Cuando has jorobado a una persona rencorosa muchas veces, aunque siempre te haya perdonado no habrá olvidado y esa rabia acumulada no encuentra una válvula de escape… simplemente va corroyendo todo lo que se le pone a tiro.

Tipo 5: Ataques de celos indiscriminados


La persona celosa puede serlo de las amistades, de la pareja ¡incluso de la familia! Ándate con ojo cuando estés alrededor de alguien celoso aunque no seas el objeto de sus celos. Es capaz de cosas inverosímiles y de ver fantasmas en las sombras, aunque seas familia del objeto de sus celos, aunque seáis amigos desde que el mundo es mundo… ve con cuidado porque puedes estar caminando por arenas movedizas y acabar enterrado en ellas hasta el pescuezo. A menos que seas el objeto de celos, no eres tú quién debe ponerle los puntos sobre las íes… a no ser que venga directo/a a recriminarte tu relación con su celado/a, eso ya es harina de otro costal.

Éstas son las categorías que yo, en lo que llevo de vida, he podido observar. Como habéis comprobado, no he contado los enfados y cabreos de los niños o el “nadie me entiende” característico de la edad del pavo… esos los conocemos todos de sobra por haberlos vivido en nuestras carnes y desde todas las perspectivas posibles… ¿Tú cómo te enfadas?

What do you think?

Written by Maya Baggins

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comentarios

0 comentarios

¿Saliste de fiesta? Seguro que te lamentas de alguna que otra cosa.

Te cambiará la cara cuando veas las adorables fotos de estos 42 animales